MENU

Rocío y Gonzalo celebraron una boda militar en Finca la Herencia, una lugar precioso en el campo de Cartagena. Cuando los conocimos, desde el principio supimos que su boda sería muy emotiva y muy divertida. Tenían muy claro que su boda era para pasarlo super bien y para disfrutar cada momento con sus invitados. Gonzalo es marinero, así que como buena boda militar que fue, no faltó ni la salve marinera ni el pasillo de sables en la salida de los novios.

Hicimos su sesión preboda en Cabo de Palos, su playa preferida. La de los veranos interminables. Allí nos contaron un poco más de su día B. De la tranquilidad con la que llevaban los preparativos y lo mucho que estaban disfrutando de todo el proceso. A pesar de que ellos ¡viven en Cádiz! Y es que contaron con las chicas de Eterna Prometida para organizar y diseñar esta boda militar en Finca la Herencia. Allí fue donde celebraron la cena al aire libre bajo un espectacular manto de luces. 

Fue una boda tan bonita, colorida y veraniega que volveríamos a ese día una y otra vez. ¡Vivan por siempre las bodas de verano!

Boda en militar en Finca la Herencia
Comentarios
Deja tu comentario

CLOSE